Viajar en moto en invierno

  • Categoría de la entrada:Blog
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Viajar en moto en invierno

viajar en moto en invierno

Llega el mes de enero y con él los fríos y las nieves en muchas zonas de montaña. Por eso vamos a hacer un repaso de como viajar en moto en invierno intentando no pasar mucho frío.

Cuando me refiero a viajar en moto en invierno no estoy pensando en ir por la ciudad de casa de mis padres a casa de mis tíos. Tampoco en ir a comprar el pan al pueblo de al lado. Me estoy refiriendo a pasar unas cuantas horas encima de la moto. 

Para viajar en moto en invierno bajo estas condiciones hay que llevar una equipación adecuada para poder hacerlo de forma cómoda y no morir en el intento.

Vamos a empezar por lo básico. Necesitamos un traje de cordura. Y digo traje porque siempre es mejor que los pantalones y la cazadora sean de la misma marca ya que normalmente traen cremalleras para unir las dos partes y así evitar que entre el aire por ningún resquicio.

En cuanto al material, la cordura es lo mejor que se puede elegir para combatir las bajas temperaturas, la lluvia o los vientos gélidos. Cierto es que hoy en día hay trajes de cuero bien preparados para el frío, con forros térmicos y otros materiales, pero por ejemplo, no nos va a ir tan bien en caso de lluvia o niebla. Además, con la cordura contamos con sistemas de ajuste en brazos, cintura, etc. para que la ropa nos quede bien cerrada y que no entre aire por ningún sitio.

viajar en moto en invierno

Lo siguiente será contar con unos buenos guantes y botas apropiadas para el invierno. Las botas deben ser impermeables y de media caña al menos. Dentro de las membranas impermeables hay varias opciones, siendo la mejor la de Gore-Tex. Aunque, personalmente, en las botas no se nota tanto el tipo de membrana como en otras prendas. Lo que sí que hay que llevar son unos buenos calcetines para llevar los pies calentitos 🙂
Estos de lana merina no van nada mal.

Si miramos la oferta de guantes que hay en el mercado, pues pasa un poco de lo mismo; los hay de cuero, cuero y cordura mezclados y sólo cordura. Aquí también va un poco al gusto del consumidor. Eso sí, tenemos que asegurarnos de que son unos guantes que aguanten bien el frío.
Los guantes tienen que cumplir dos premisas, que tengan una membrana impermeable y cortavientos, y aquí sí que recomiendo el Gore-Tex, y un forro térmico.

Hoy en día hay varios tipos de forro térmico, siendo el más cómodo por tener menos espesor el Primaloft, lo que te va a permitir tener más tacto sobre los mandos. Este tipo de forro ha salido al mercado hace relativamente poco y ha demostrado ser muy efectivo contra el frío.

Destaca también el forro de Thinsulate de toda la vida, pero necesitarás más gramos de aislante para tener el mismo confort, lo que nos lleva a que los guantes sean “más gordos” e incómodos.
También tienes que tener en cuenta si vas a manejar algún dispositivo táctil como un móvil, ya que hay guantes que tienen los dedos índice y pulgar preparados para ello.

Para unos guantes medianamente buenos necesitarás un presupuesto mínimo en torno a los 100 euros.
A partir de esta cantidad hay guantes de mejor calidad, por supuesto, además de poder elegir unos guantes calefactables, a partir de unos 160 euros.

De todas formas, he de confesar, que elijas el guante que elijas, casi siempre se te van a quedar frías las puntitas de los dedos, a no ser que se tomen otro tipo de medidas para evitar esto.

En cuanto a la elección del casco, siempre es más calentito un casco integral por el hecho de que es todo una pieza, sin embargo yo suelo ir con uno modular y os aseguro que no echo de menos el integral.
Eso sí, en ambos casos es recomendable, yo diría casi obligatorio, en caso de temperaturas cercanas a 0º o inferiores,  llevar un sotocasco para que no se te congelen las ideas 😀  Es muy importante cuidar la temperatura de la cabeza y el cuello.

Los hay de distintos tipos y longitudes. Yo aconsejo uno que cubra parte del pecho y de los hombros, ya que no dejará que entre aire por ningún resquicio. Viajar en moto en invierno no tiene que ser sinónimo de pasar frío.

moto invierno
Sotocasco Widstoper pecho
viajar en moto en invierno
Sotocasco corto

Para la ropa debajo de la armadura lo mejor es llevar capas de prendas térmicas y técnicas. Si hay algo malo contra el frío es rodar mojado. Así que para la primera capa, pegada a la piel, utilizaremos una camiseta técnica con un alto nivel de transpiración y alto secado del sudor.

Por encima nos pondremos una camiseta térmica fina y por encima de esta última una térmica con polar. 

Con todo esto bajo la chaqueta, no pasaremos frío aunque las temperaturas bajen de los cero grados. Si aún así nos queda algo de frío, no hay nada como ponerse un traje de aguas de una pieza por encima. Aunque no es de abrigo va a funcionar como cortavientos, evitando que el aire nos dé directamente sobre la chaqueta y los pantalones. 

Traje de aguas

Así ya vamos equipados para viajar en moto en invierno sin pasar frío y poder disfrutar de la carretera en esta estación del año que también tiene su encanto.

Deja una respuesta