Toledo-Belmonte

Toledo – Belmonte

170 km  3 horas

En esta ruta en moto por Castilla la Mancha, recorremos varios pueblos de la historia del Quijote. No es una ruta de hacer kilómetros, ya que hay muchas rectas y apenas alguna curva. Está pensada más para ser una ruta mototurística.

Salimos de Toledo por la TO-3100, donde giraremos a la derecha en dirección Ciudad Real, para coger la N-401

Pararemos en Orgaz, donde se puede ver su castillo, que está pegado a la carretera y muy cerquita la iglesia de Santo Tomás Apostol.

Castillo de Orgaz
Iglesia Santo Tomás

Reanudamos la marcha por la N-401 y pasamos muy cerquita de Los Yébenes. Cogeremos el desvío hacia la derecha, en dirección a Consuegra, por la CM-4025 y después de unos 25 kilómetros llegamos a Consuegra.
Consuegra es un pueblo grande en el que merece la pena parar. Allí podemos ver su castillo, bastante bien conservado y varias iglesias bastante chulas. También hay unos molinos de viento muy bien conservados. 

Aunque todo hay que decirlo, se ha convertido todo en muy turístico, por lo que para ver el castillo por dentro hay que pagar. En los molinos han aprovechado para poner tiendas de souvenirs y también hay que pagar.

Personalmente, no he entrado en el castillo ni en los molinos. Aunque ahora es lo que se lleva, a mí no me apetecía mucho pagar. De todas formas, hay gente que dice que está mejor el castillo de Belmonte, que también está en nuestra ruta y los molinos de Alcázar de San Juan o Campo de Criptana.

Si no decidimos parar en Consuegra, en la rotonda cogeremos la salida a Madridejos, por la CM-400, y si decidimos parar en Consuegra, pues también saldremos por la carretera a Madridejos. Después de unos 40 kilómetros tenemos la opción de parar en Alcázar de San Juan. 

Es una ciudad pequeña en la que hay mucho patrimonio, sobre todo iglesias, que son de varias épocas diferentes. En la plaza de España están las figuras de Don Quijote y Sancho Panza montados a caballo y burro 🙂

De todas formas, si no quisiéramos parar, en la rotonda que entra en Alcázar de San Juan, cogeríamos la salida a Campo de Criptana. (hacia la izquierda) y así circunvalamos la ciudad. 

Hagamos lo que hagamos, después habrá que coger la CM-420 en dirección Albacete y 6 kilómetros después llegaríamos a Campo de Criptana, donde podemos ver los molinos de viento, aunque para eso hay que cruzar el pueblo.

El acceso a los molinos es un camino de tierra, así que si queremos llegar con nuestra moto, yo casi esperaría a Mota del Cuervo, donde podemos acceder a los molinos por una pista asfaltada.

Seguiremos por la CM-420 y encontraremos un cruce que nos indica El Toboso, a mano izquierda. Cuidadín, que hay que cruzar la carretera. Nos ponemos bien en el centro, no sea que venga algún despistado detrás de nosotros y nos lleve por delante.
Seguimos esa carretera hasta llegar a El Toboso.

En el Toboso, están las figuras de Don Quijote, pidiéndole el casamiento a Dulcinea. También está la Iglesia de San Antonio Abad, iglesia del siglo XV. Ambas cosas están en la plaza de Juan Carlos I.


Si tenemos tiempo, merece la pena parar un rato más y darse un paseo por sus calles, llenas de motivos de este libro de Miguel de Cervantes. Calles, restaurantes, mesones… son varias las cosas donde aparecen detalles que identificaremos si hemos leído o visto el Quijote.

Se ha querido hacer como una ruta, a pie, siguiendo los pasos de Don Quijote, a través de las frases de la novela sobre las fachadas del pueblo.

Para seguir con nuestra ruta, en el cruce del bar Rocinante, giraremos a la izquierda en dirección a Quintanar de la Orden, y justo después hacia la derecha en dirección Albacete, buscando la N-301.
Seguimos por esta carretera como unos 13 kilómetros hasta Mota del Cuervo.
En Mota del Cuervo, como comentaba antes, se pueden ver los molinos, llegando por una pista asfaltada, más cómoda para nuestras motos. Sobre todo, si no llevamos una trail. Aquí podemos parar a comer, si es la hora, en el Restaurante El Chuletero. supongo que seguirán ofreciendo el menú del día, que está bastante bien, tanto de precio como de elaboración y cantidades.

Salimos de Mota del Cuervo hacia el final de la ruta. Cogeremos la N-420 dirección Cuenca/Belmonte. Son 15 kilómetros aproximadamente hasta Belmonte.
En Belmonte podemos ver La Colegiata de San Bartolomé, del siglo XV, con opción de visita guiada y su castillo, también del siglo XV, que está muy chulo.
Es quizás uno de los más bonitos de la Mancha. También de los más caros para visitar.

Castillo de Belmonte

Colegiata San Bartolomé

Ainssss… añoro aquellos años en que todo era gratis y no estaba enfocado al turismo. Bueno, al final, si decidimos hacer final de ruta en Belmonte y nos ha pillado la hora de comer, recomiendo La Ruta 420. Tiene variedad de tapas y raciones y también menú del día.
Sólo espero que disfrutéis con esta ruta orientada, sobre todo, al turismo más que a los kilómetros y la carretera.

Deja una respuesta