Ruta en moto por la comarca de la Vera

Ruta en moto por la comarca de la Vera

Plasencia – Villanueva de la Vera

72 Km        1,5 horas

En esta ruta en moto por la comarca de la Vera, vamos a partir de Plasencia. Una ciudad con encanto en la que podemos ver su catedral, su acueducto, la muralla o la puerta del sol.
Es una ruta corta, que podemos hacer de ida y vuelta. Una vez para disfrutar de la carretera y las curvas y la otra para parar a ver los pueblos y las gargantas.

Para empezar nuestra ruta, cruzamos por el puente que está sobre el río Jerte y al llegar a la rotonda seguimos rectos en dirección a Jaraíz de la Vera, por la EX-203. La ruta la haremos enteramente por esta carretera.

La carretera tiene buen asfalto y estaremos acompañados principalmente por un paisaje de robles, encinas y monte bajo, hasta llegar al primer pueblo, Tejeda de Tiétar. Está a unos 20 kilómetros y a partir de aquí la carretera empieza a ser un poco más divertida, en cuanto a curvas se refiere.

Nuestro siguiente destino es Cuacos de Yuste, a 18 kilómetros de Tejeda de Tiétar. Pasamos Jaraíz de la Vera, y un poco después llegamos a Cuacos.
Ahí tenemos la opción de seguir nuestro camino o desviarnos a mano izquierda hacia El monasterio de Yuste y el cementerio Militar Alemán. Son apenas 2 kilómetros.

Monsterio de Cuacos de Yuste
Cementerio Alemán
Cementerio Alemán

La entrada al monasterio son 7 euros, si no, nos tendremos que contentar con verlo desde la carretera. En el monasterio vivió Carlos I de España y V de Alemania. 

En el cementerio descansan los restos de soldados alemanes de la 1ª y 2ª guerra mundial. Es un lugar bastante curioso para incorporar a esta ruta en moto por la comarca de la Vera.

Salimos de Cuacos hacia Jarandilla. Son 10 kilómetros de curvas muy divertidas, sobre un asfalto bastante bueno.
Allí podemos ver el castillo de Carlos V, es de libre acceso y hoy en día se ha convertido en parador de turismo. También podemos ver la iglesia de Nuestra Señora de la Torre, que más que una iglesia parece otro pequeño castillo.

Seguimos nuestro camino y el siguiente pueblo que nos encontramos es Losar de la Vera. Allí me llamó muchísimo la atención la forma en que estaban recortados los setos de las casas al lado de la carretera. Tenían formas super cuidadas. 

Los siguientes dos kilómetros hasta la Garganta de Cuartos, son una verdadera pasada. Unas curvas para disfrutar como un enano, aunque está mejor en sentido contrario, en subida y con doble carril.

En la Garganta de Cuartos hay un puente del siglo XV y el río hace allí una piscina natural.
Allí mismo, hay un sitio cojonudo para hacer una parada y tomar una cervecita. O si nos ha pillado la hora de comer, podemos hacerlo en el  restaurante La Parrilla.

En los meses de julio y agosto, sobre todo, hay mucha gente. Yo fui en septiembre y se estaba muy bien.
Ya, llegando al final de la ruta, está Villanueva de la Vera. Justo pasando el pueblo está la cascada del diablo, en la Garganta de Gualtaminos, como a un kilómetro. 

Está señalado y se puede llegar casi hasta la cascada (Cascada del Diablo) con la moto, aunque es un camino de tierra.

Garganta de Gualtaminos
Cascada del diablo

Todas estas gargantas, con sus cascadas y pozas, son espectaculares por la erosión que ha ido provocando el agua en las rocas.

Yo hice la ruta en septiembre, pero cuando pueda la repetiré en los meses de primavera, ya que en verano los ríos llevan muy poca agua.

El recorrido, sin paradas es de hora y media aproximadamente, aunque yo recomiendo tomárselo con calma y disfrutar de los pueblos por los que pasa esta ruta en moto por la comarca de la Vera.

Deja una respuesta